INTERNET PROFUNDA

El lugar más peligroso de Internet.

ENTRAS BAJO TU PROPIO RIESGO.
El lugar DONDE GOOGLE RECOMIENDA NO ESTAR, y no permite hacer búsquedas en algunas zonas.

El lado oscuro de internet.
El lugar del conocimiento absoluto, de los mejores manuales y bases de datos , donde nunca dejaras de aprender. Pero es el territorio de los hackers elite y también de:

 

Venta de drogas, tráfico de órganos y, sobre todo, pederastia. Estos son los ‘trending topics’ del mundo de la Internet profunda, un mercado negro en el que se puede comprar y vender de todo y donde los pederastas, amparados por el anonimato, cuelgan guías sobre cómo conseguir sexo con menores en otros países.

 

El lado más perverso del ser humano tiene su sitio en la “dark net”, una parte de la “deep web” o de la Internet profunda, a la que los simples usuarios no pueden acceder por Google o Yahoo. Es necesario un buscador diferente: TOR, ‘The Onion Router’, que nació en el Laboratorio de Investigación Naval de EEUU como una forma de crear comunicaciones seguras para los militares.


ha indicado que TOR está estructurado en nodos o capas (su símbolo es una cebolla roja), de forma que el usuario va saltando de una a otra, amparado por una capa de cifrado que impide que el servidor de destino conozca su IP.

 

Venta de drogas o armas y asesinos que se ofrecen para ser contratados son algunos de los temas estrella de la “deep web”, que según de la Cruz “se ha convertido, por desgracia, en un nicho de distribución de pornografía infantil“.

En este sentido, el comandante ha explicado que esta parte oscura de Internet esconde foros y comunidades, donde los pedófilos sociabilizan y llegan a pensar: “si hay cientos o miles de personas a las que les pasa lo mismo que a mí, que le gustan los niños, pues igual no es tan malo”.

 

Además de pornografía infantil, la “deep web” aloja un “e-Bay” de corrupción, drogas y armas, que se venden como si se tratara de una “tienda de zapatillas“, en palabras de Yago Jesús. “Tienes tus armas, los calibres, las balas, el tipo de munición que necesitas, el tipo de arma y tú la compras tranquilamente”, ha resumido.

 

Los usuarios realizan el pago con bitcoins, una moneda electrónica anónima, y como clientes “si han recibido un buen trato y el arma estaba bien o la droga, pueden puntuar al vendedor y el que viene detrás ve la calidad del producto”, que suele ilustrarse con fotografías.

 

Los delincuentes no cejan en sus intentos por evadir la ley y la “dark net” es solo uno de los lugares donde el anonimato saca “lo peor” del ser humano. Cuando no hay normas, al final cada uno rinde cuentas con su conciencia.

 

Manual de instalación y configuración de TOR

www.lazarus.com.ve/pdf/GuiaTor.pdf

Leave a Comment